investigacion

Algunas ideas que están detrás de nuestros programas

 
 

1. Aprendizaje basado en el entorno

 
 

Según David Sobel, la educación basada en el entorno es el proceso en el que la comunidad local y el medio ambiente -natural y construido- se usan como el punto de partida para aprender distintos temas desde arte hasta matemáticas. Busca conectar a las personas con lo que los rodea y extraer oportunidades de aprendizaje de lo que tenemos más a la mano. No está limitado solo a niños o a la educación formal, sino que es una aproximación a la educación que puede ser usada para grupos de todas las edades y tanto dentro como fuera de un establecimiento educacional. Es inclusivo en tanto que depende del ingenio de quién lo facilita y la motivación de quien participa, pero no de los recursos con los que se cuenta.  

 

Para Gruenewald y Smith al conectar a los niños y jóvenes a los lugares donde viven y al enseñarles a apreciarlos ellos comienzan a entender y cuestionar las fuerzas que construyen esos lugares, ayudándoles a desarrollar una predisposición a la acción social que si es bien dirigida por adultos puede llevar efectivamente a la participación en procesos democráticos. 

La educación basada en el entorno no es nueva y tiene una larga tradición, ya que era el único tipo de educación hasta la aparición de la educación formal que cortó la conexión entre aprendizaje y lo local. En este formato, profesores y estudiantes son motivados a transgredir límites entre asignaturas, temas y especialmente, entre el interior de la sala de clase y la comunidad que aloja la escuela, universidad o club social. Según Knapp con este método de aprendizaje se espera que los estudiantes sean creadores del conocimiento como receptores, haciendo que sus preguntas y preocupaciones sean el centro del proceso de aprendizaje.

 

La consecuencia más importante del aprendizaje basado en el entorno es que transforma la educación en un proceso significativo para sus estudiantes y es una fuente de conexión entre los distintos actores de una comunidad, combatiendo la alienación especialmente de los alumnos que no responden bien a los sistemas tradicionales de educación. 

La vitalidad de una comunidad y la calidad del entorno se pueden mejorar gracias al compromiso activo de ciudadanos locales, organizaciones comunitarias y el uso de aprendizaje basado en el entorno en las escuelas.”

— David Sobel 2006

 
 
 

2. Aprendizaje basado en proyectos

 
 

El aprendizaje por proyectos (Project Based Learning PBL) es un enfoque educacional que permite que los estudiantes exploren temas ‘del mundo real’ en colaboración con sus pares usando un formato de aprendizaje activo donde se aprende haciendo e investigando. Según Knoll esta pedagogía permite que los alumnos desarrollen independencia y responsabilidad sobre su trabajo y practiquen comportamientos cívicos y democráticos.

 

Según Thomas el aprendizaje por proyectos es un modelo que organiza el aprendizaje en torno a tareas complejas que nacen de preguntas o problemas desafiantes y que para responderlas los estudiantes deben usar diseño, resolución de problemas, procesos de decisiones o métodos de investigación resultando en un producto o una presentación. Este tipo de aprendizaje no es dirigido o entregado por un profesor, sino que es facilitado y cooperativo, permitiendo al alumno descubrir su camino hacia un objetivo educacional claro en conjunto con sus compañeros. En este tipo de educación los estudiantes usan su conocimiento técnico y teórico para encontrar soluciones a problemas prácticos, poniendo al estudiante en el centro de la metodología.

Algunos historiadores aseguran que este tipo de aprendizaje tiene más de cien años y empezó con el filósofo educacional John Dewey, quien propuso que este modelo no debe reemplazar la educación formal, pero si complementarla. Otros aseguran que partió con William Kilpatrick y su ‘Método de proyecto’. Pero investigaciones más recientes trazan la historia del aprendizaje por proyectos hasta el siglo 16 en Italia cuando fue creado para instruir arquitectos e ingenieros.

 

Recientemente se ha comprobado que usar aprendizaje basado en proyectos además de aumentar el compromiso de los estudiantes con su aprendizaje, también mejora el rendimiento en áreas como matemáticas y lenguaje comparado con escuelas con métodos estandarizados. Xavier Martinez, sociólogo de la educación, explica que la evidencia indica que cuanto más tiempo se usan este tipo de pedagogías en una escuela mejores son los rendimientos escolares que proporciona. Más de 150 escuelas en Estados Unidos y 114 escuelas en España ya están usando este método con excelentes resultados. 

 Taller sobre Arquitectura para adolescentes en Londres, 2016

Taller sobre Arquitectura para adolescentes en Londres, 2016